Viajes & Descanso

Carretera Austral: Un camino sin fin

La carretera austral es un destino poco conocido por nosotros, tiene un estigma de ser un destino costoso, que gastas muchos días en viajar, es un lugar muy lejano, etc., pero la verdad es que no es tan así  ya que tienes que tener claro que es lo que quieres conocer.

Para la fecha de mi cumpleaños (octubre) tuve la oportunidad de salir de viaje: a conocer parte de la carretera austral sur.

Volé  a las 08:00 am con destino aeropuerto de Balmaceda, de ahí me tomo un transfer con destino a Rio Puerto Tranquilo. En el camino pasamos por la árida y desolada estepa patagónica, en un camino plano, para llegar a un paisaje con nieve, pinos, lengas, pequeños riachuelos y cordillera majestuosa.

Fueron 4 horas y media de traslado hasta la localidad, ya que hay trabajos en el camino (siguen construyendo carretera) por lo que hay partes con turnos de ida o vuelta, además de espera porque dinamitan roca. Pasamos por Cerro Castillo, donde el imponente  cerro argentino mira esta bella y pequeña comuna.  El cerro es impresionantemente bello y perfecto, tal cual su nombre pareciera que fuese un castillo.

Continuamos hasta Puerto Tranquilo. Aquí nos espera un zodiac, a orillas del Lago General Carrera. La imagen es impresionante; un lago infinito con colores, cordillera, aire puro, algo difícil de olvidar. Aproximadamente en 10 a 15 minutos llegamos a las majestuosas capillas de Mármol (foto principal).  Tal cual se pueden ver las fotos en internet, no puedes creer el color del agua, de la roca, sus formas y texturas. Me di el regalo de tomar agua del lago, transparente, fría y pura. El zodiac entra a una parte de una de las cuevas, donde puedes sacarte fotos. Jamás se puede salir del zodiac,  ni bajar a pisar las rocas ya que está prohibido.

Se hace un recorrido por las figuras y podemos ver siluetas como esculpidas en la roca: se necesita un poco de imaginación igual aunque los guías locales te muestran y tú ves todo lo que dicen.

Además de ver las imponentes figuras, se pueden avistar cóndores y otras aves.  Llegamos a la figura más imponente de este tour: la catedral de mármol.

Aquí nos cuentan que ha habido personas que se han llegado a casar, pero previamente con unos permisos especiales, no cualquiera puede pararse ahí: solo los novios y el juez que los case. Los guías del zodiac te dan una vuelta en 360° para que puedas grabar esta preciosa imagen.

Terminado el tour, llegamos al pueblo a almorzar y comentar la experiencia increíble de al fin poder conocer estas maravillas. Nos esperan 7 horas de viaje para llegar a nuestro hotel: Loberías del Sur. Son 4 horas hasta Balmaceda, y las otras 3 hacia Puerto Chacabuco.

Llegamos de noche directo a una cena buffet y a un aperitivo de bienvenida: claro que elegimos calafate sour!

Nuevo día

Al otro día, 07:30 am estamos embarcando los buses con destino al puerto (está a 3 minutos del hotel)  donde comenzamos la navegación hacia Laguna San Rafael. El catamarán cuenta con pantallas que te van informando donde estas situado en el mapa, donde está el punto de llegada y como está la marea.

El servicio de este tour cuenta con un desayuno, almuerzo, snack y barra libre para la vuelta del tour. Son 5 horas de navegación, sin señal de internet, con la total calma del mar. En la parte superior del catamarán, cuentan con sillones y juegos de mesa para amenizar las horas de viaje. En ciertas partes, avisan de algún movimiento por oleaje o marea para que la gente tenga cuidado con los vasos o al moverse. Laguna San Rafael cuenta con el glaciar San Rafael, que pertenece a campos de hielo norte. Agua dulce congelada, desprendiéndose y cayendo al mar (agua salada).

Si el clima, el viento, la marea y los hielos lo permiten, se puede bajar en zodiac para estar más cerca de los témpanos y del glaciar mismo. Tuve la suerte de salir en el primer bote y poder conocerlo más de cerca.  Previamente un instructivo de emergencia en caso de caer al agua, la postura del salvavidas estamos listas para la aventura.  Aproximadamente son unos 10 minutos de la vuelta en el zodiac alrededor de témpanos. El viaje de navegación valió totalmente la pena.

Volvemos al catamarán, con un poco de frio ya que puede saltar un poco el agua al zodiac con la velocidad. Nos sirven chocolate caliente con queque y sándwich. Totalmente merecido.

Alrededor de las 16:00, cuando vamos ya de vuelta a Puerto Chacabuco, se abre el bar y empieza el karaoke.  Está la opción de ir en la planta baja, e ir descansando o durmiendo para los que prefieren tranquilidad.  Este tour es bastante agotador, pero un imperdible de la carretera austral. Se puede visitar esta hermosa laguna a través de Loberías del Sur (por el día) o con el crucero skorpios en su ruta Chonos.

Tercer día

Dia siguiente, tenemos un trekking por la mañana para conocer el Parque Aiken: es un parque privado perteneciente al hotel. El trekking de aprox 2 horas recorre un bosque escondido de selva valdiviana increíblemente húmedo, con variadas flora y aves. Tuve la suerte de ver por primera vez un chucao y dos Martin pescador, siempre las escuche pero jamás las pude ver.

Volvemos al hotel para almorzar y luego de eso, vamos de paseo a la ciudad más cercana: Puerto Aysen.  Aquí voy por mis magnetos para el refrigerador (infaltables) y a sacar una foto icónica: en el puente Presidente Ibañez. Es igualito al Golden Gate, de hecho, los materiales fueron donados por Estados Unidos. Volvemos al hotel, es mi última noche y un merecido descanso en el sauna.

Salimos desde el hotel con destino a Coihayque, no sin antes hacer una parada para ver el rio Simpson (y claro que me reí) el monumento al mate y el ovejero (monumento donado por Punta arenas). Llegamos a la ciudad a almorzar para luego ir al aeropuerto.  Almuerzo una pizza a la piedra increíblemente grande por muy poco dinero. El centro es bastante grande, y hay mucho donde comprar souvenirs.

Llegamos al aeropuerto luego de  un trayecto de casi 1 hora. La ansiedad me llena el alma. Cada vez que debo volver a Santiago, algo se va quedando en cada lugar que visito y pareciera que eso hace que quiera volver de nuevo a todos los lugares que recorro.

Chile es un país increíble, te invito a recorrerlo!