Panoramas

El Colorado apuesta esta temporada 2018 por una variada ruta gastronómica

Con más de seis restaurantes y una apuesta de primer nivel para sus visitantes, El Centro de Ski El Colorado ya cuenta con exquisitas apuestas para degustar ante un paisaje único vestido de blanco.

La nieve llegó para quedarse y El Centro de Ski El Colorado, el primero en abrir sus pistas esta temporada, cuenta con una apuesta de primer nivel y muy variada oferta gastronómica para recibir a las más de 400 mil visitas que esperan para este año 2018, en el centro favorito de los chilenos, ubicado a 36 kilómetros de Santiago.

Este año, El Colorado celebra 70 años de historia, por lo que promete varias novedades en sus pistas y también en el ámbito gastronómico, preparándose para satisfacer los gustos de cada uno de sus clientes, que van por el día a esquiar o bien a disfrutar de los panoramas que ofrece el centro en medio de las bondades de un blanco paisaje.

El restaurante italiano “Dal Monte” es lo nuevo en El Colorado. Está ubicado en el corazón del centro de ski, y se especializa en pastas y pizzas, platos que pueden ser acompañados por un buen vino, en una rica terraza que permite la admiración de la montaña.

“En Dal Monte podrán disfrutar de platos como ravioles de osobuco con salsa pomodoro, fetuccini de espinaca con salsa tres quesos, o una pizza a la piedra con camarones y pesto, entre otros variados sabores de salsas y pastas a precios accesibles”, destacó Oscar Tapia, chef y gerente del área de restaurantes de Andacor.

Continuando con el recorrido, a 3.300 metros de altura se encuentra el restaurante “El Olimpo”- el restaurante más alto de los centros de ski de la zona central- que ofrece una exquisita y sofisticada carta para todos sus visitantes, y que este año inauguró una terraza ubicada al lado del andarivel La Copa y Cono Este, para gozar de una vista privilegiada del paisaje. En la terraza, se podrá comer la carta disponible del restaurante que varía entre sándwiches sofisticados, hasta platos de excelente calidad de la cocina mediterránea. Un plato recomendado para pedir en “El Olimpo” podría ser una entrada de tártaro de salmón con crema de almendras y de fondo un salmón grillado en chutney de tomate, cuyo valor varía entre los $10.000 y $16.000, comenta Tapia.

Una parada segura es en el restaurante “El Refugio”, donde la especialidad es la comida de montaña, con carga proteica y energética, ideal para los que disfrutan del deporte blanco. “Lo imperdible son las hamburguesas caseras, acompañadas de papas fritas con queso y tocino, o unas costillas barbecue”, afirma el chef.

En la terraza del corazón del centro se encuentra “Kilómetro Lanzado”, alternativa de comida rápida para los aficionados de la nieve que no quieren perder ningún minuto de ski o snowboard. Kilómetro Lanzado ofrece hot dogs con salsas, variadas especialidades de papas fritas, nachos, bebidas, entre otros.

Ya arriba, para los más aficionados del ski, está “El Mirador”, al que se puede llegar esquiando o en la silla panorámica Cururo, y que ofrece una vista panorámica privilegiada. Se vuelve una parada segura para los esquiadores, destaca una variada oferta gastronómica compuesta por anticuchos, sándwiches, parrilla de mariscos, entre otros.

Lo clásico e imperdible es el café Juan Valdés, ubicado frente a las pistas con una gran terraza y vista al Cerro Colorado.

Como todos los años, los restaurantes prometen muchas sorpresas en el après-ski, con música en vivo, fiestas y actividades para toda la familia y para deleitar a todos quienes se sumen a vivir una experiencia inolvidable en el mejor Centro de Ski de la Región Metropolitana.

 

Entusiasta del vino, whisky y destilados. No me dejaron poner videojugadora ni viajera como profesión, por lo mismo hoy escribo de bits y acumulo timbres en mi pasaporte.