Panoramas San Valentín Gourmet

Hotel Santiago se viste de San Valentín

Este 14 de febrero San Valentín en Hotel Santiago tendrá un panorama llamado “LOVE IN THE CITY”

Seis tiempos serán los que los restaurantes Anakena y Senso realizarán en una cena para celebrar el día de San Valentín. La cena, creada especialmente por su nuevo Chef Germán Ghelfi, se inspira fuertemente en la ciudad, y será potenciada por las especialidades de cada restaurante, mientras música en vivo ameniza la jornada.

Anakena

El restaurante tailandés Anakena ubicado en los jardines del hotel y que cuenta con una espectacular terraza y vista a la piscina propone una exclusiva cena de 6 tiempos maridado con Champange y vinos de la Viña Miguel Torres.

El menú consiste en: atún rojo, risotto negro con ostiones del sur, lonjas de jamón con higos, Angus ahumado a la leña con hongos ostras crocantes y mini vegetales asados hasta un exquisito postre exótico de fruta de la pasión acompañado de trufas de tres chocolates y frutillas.

El costo de la cena es $85.000 por persona.

Senso

Por su parte el restaurante italiano Senso, ofrecerá un moderno menú italiano de 6 tiempos maridado con vinos de Viña Casa Lapostolle y Viña Loma Larga. El menú está compuesto por burrata con notas de trufas negras, espárragos en dos texturas, degustación de tomates nacionales con mermelada de aceitunas negras para darle paso al salmón, raviol con centolla austral en crema de azafrán, cordero braseado con espuma de papas andinas y un dulce final.

El costo de la cena es de $75.000 por persona.

Love in the City

El Hotel Santiago también ofrece un paquete completo con estadía y cena. Esta alternativa incluye una amenidad especial en la habitación, desayuno para dos personas en Senso, cena “San Valentín” para dos personas en sus restaurantes Senso o Anakena y late check-out a las 16:00 horas (según disponibilidad). Valor estadía con cena en restaurant Senso para 2 personas: $259.000 + IVA Valor estadía con cena en restaurant Anakena para 2 personas: $274.000 + IVA.

Entusiasta del vino, whisky y destilados. No me dejaron poner videojugadora ni viajera como profesión, por lo mismo hoy escribo de bits y acumulo timbres en mi pasaporte.