Gourmet

“La gente es muy impaciente” Stephen Twining décima generación de Twinings.

El representante internacional de la marca y decima generación de una de las casas de té londinenses más famosas del mundo, Stephen Twinling conversó con nosotros en su visita a Chile, donde además nos compartió un par de datos para mejorar nuestras habilidades de baristas con té.

¿Podemos hablar un poco de las infusiones y que tipos de mejoras o cosas nuevas, están haciendo como marca?

Las infusiones son una de las tendencias globales que hemos visto crecer en el último tiempo. La gente realmente quiere disfrutar un momento para ellos y también busca un estilo de vida más saludable y por lo mismo, se vuelca a las infusiones ya que se sabe que el té tiene cafeína, mientras que las infusiones naturalmente no la contienen.

Nosotros buscamos nuevos sabores y en esa línea son muchas las cosas que están pasando y estamos siempre viendo las tendencias.

Hoy encontramos muchas clases de bebidas, energéticas, saborizadas, tipos de agua distintas, etc, pero el té sigue siendo el rey, ¿a qué crees que se deba esto?

Particularmente en Chile hay una gran tradición de apreciar el té y su hora. Definitivamente el mercado sigue creciendo aquí y hay muchas opciones, pero por sobre todas las cosas la tradición de tomar té es la que más se respeta y por mucho que hayan alternativas la gente siempre busca una taza de té.

La tendencia también es llevar al té a la coctelería, ¿cierto?

Si, y es increíble. Las infusiones son perfectas para los tragos, al igual que el té. A mi me encanta el Martini, aunque sea un poco trillado lo preparo con cubos de hielo de té. Es perfecto para una tarde de verano en Londres.

Mi secreto, para hacer tragos con té es usar el doble. Lo hago siempre 2 veces más fuerte ya que con el hielo se diluye. Y si tengo tiempo, hago cubos de hielo con té, lo que ayuda a darle un sabor mucho más intenso.

¿Cuáles son los errores más comunes que comente la gente a la hora de preparar un té?

La gente es impaciente. Veo en mucha parte del mundo que la gente pone agua caliente directo a las bolsitas y comienza a moverlas dentro de las tazas. Una completa perdida de tiempo. Es contraproducente, en especial para los té negro.  Yo le llamo “té para fotos” que con 30 segundos sacan una foto, está lista para las redes pero no es un buen té.

Entusiasta del vino, whisky y destilados. No me dejaron poner videojugadora ni viajera como profesión, por lo mismo hoy escribo de bits y acumulo timbres en mi pasaporte.