Gastronomía

La Italia Rustica se toma los cielos con el nuevo menú de Delta

Nick Anderer el chef ejecutivo de Marta, uno de los restaurantes más reconocidos de New York y ganador del “best steak” 2015 se tomarán las cabinas Delta One de la aerolínea Delta junto a sus sabores inspirados la Italia Rústica, sello del restaurante que los ha llevado a posicionarse dentro de una de las ciudades más cosmopolitas del mundo.
Desde el primero de diciembre el movimiento “slow food” toma un nuevo sentido con la propuesta de Delta, quienes dispondrán en sus vuelos transoceánicos de una rotación estacional de menús con influencia regional y sabrosos ingredientes de origen, artesanales y producidos en pequeños lotes. ¿Qué mejor que innovar con la gastronomía a 500 millas por hora y 35.000 pies de altura?
Los platos de Anderer se inspirarán en la cocina romana rústica que crea en Marta. El menú incluye un aperitivo de Carne Curada Bresaola con papas rostizadas de las Granjas Paffenroth y crema de rábano picante, una sopa de judías blancas y salvia, un plato principal de estofado de cordero cocinado lentamente con vino blanco, romero y polenta junto con acelgas.

“¿Quién dice que no se puede ofrecer los mejores ingredientes locales en un vuelo internacional? Las comidas que hemos creado para Delta desafían esta idea“, dijo Anderer. “En colaboración con el equipo de Delta y muchos de mis proveedores favoritos, agricultores y productores artesanales, hemos creado un menú que se destaca con algunos de los clásicos de la cocina a leña de Marta“.

Una evolución culinaria

La aerolínea colaboró con USHG – Union Square Hospitality Group –  para abrir los primeros restaurantes de aeropuerto Shake Shack y Blue Smoke en la nueva Terminal 4 de Delta en JFK en 2013. En 2014, Delta ofreció platos y cócteles inspirados en Blue Smoke, restaurante de barbacoa para determinadas rutas desde JFK a Europa.

La asociación con Marta forma parte de los programas de comidas desarrolladas por chefs a lo largo de todo el sistema de Delta, incluyendo al chef Linton Hopkins, ganador del prestigioso premio James Beard, en determinados vuelos con destino a Europa desde Atlanta; a Michelle Bernstein en vuelos hacia América Latina; y a Michael Chiarello en vuelos a Asia. Esos menús, así como las comidas creadas por los chefs dentro de Delta, se desarrollan de manera similar con ingredientes de origen regional, cuentan con la firma global característica de Delta y al mismo tiempo incorporan la cocina tradicional de cada región.

La aerolínea también continúa contando con la experiencia de la máster sommelier Andrea Robinson, que ha curado cuidadosamente una selección de vinos que complementa las comidas de temporada que ofrecerá Delta en el 2016. La combinación de varietales que ella ha elegido para ofrecer a los clientes tiene como sentido permitirles descubrir el vino como parte de su experiencia en vuelo y sigue una estrategia similar de favorecer los vinos de fabricación local, en algunos casos por pequeñas y artesanales bodegas que traen a la mesa un sabor y cuerpo exclusivo.

Junto con las opciones para comer en vuelo en la cabina Delta One, las comidas de la aerolínea en Delta Comfort+ y Main Cabin en los vuelos internacionales también contarán con sabores de inspiración regional que cambiarán con cada temporada.

 

Entusiasta del vino, whisky y destilados. No me dejaron poner videojugadora ni viajera como profesión, por lo mismo hoy escribo de bits y acumulo timbres en mi pasaporte.