Vinos & Licores

Los premiados vinos de Casa Silva serán un regalo excelente para San Valentín

Hay veces en que una botella de buena vino dice mas que mil palabras. Y pensando en el día de los enamorados Casa Silva tiene una de las mejores.

Nos referimos a Gran Terrior de los Andes, un Cabernet Sauvignon recientemente premiado en la ceremonia de Annual Wines of Chile Awards (AWOCA), que lo reconoció como el Mejor Cabernet Sauvignon. En la ceremonia, también fue premiado otro vino de esta importante Viña, nos referimos a Casa Silva 5 Cepas 2013 quien fue galardonado en la categoría Red Blends.

Cabernet-Sauvignon-Gran-Terroir-de-Los-AndesGran Terroir de los Andes, perteneciente al Viñedos de los Lingues Cabernet Sauvignon 2012 es vino es intenso y elegante, con presencia propia, con un maravilloso color rojo rubí oscuro. Proviene de las mejores parcelas pre-seleccionadas del Fundo Los Lingues. 

Al catar, percibimos elegantes aromas a frutas rojas frescas, con leves notas a pimienta negra y tabaco. En boca es poderoso pese a su suavidad, redondez y taninos sedosos y elegantes; un excelente representante del frescor de los vinos producidos a los pies de la Cordillera de los Andes.

Casa Silva 5 Cepas 2013, galardonado como el mejor exponente de la Categoría Red Blends proviene del Valle de Colchagua y su cosecha es 100% manual. Su nombre se debe a su mezcla, la cual contiene un 35% Carmenere, un 35% Cabernet Sauvignon, 15% Syrah, 10% Pinot Noir y 5% Petit Verdot. Estas cepas se envuelven con un hermoso color rojo rubí intenso y entregan poderosas notas especiadas en donde percibimos frutos negros de bosque, frutilla y  mora. En boca es jugoso, de buena armonía y agradable final.

Ambos vinos se pueden conseguir en tiendas especializadas y supermercados con amplia cava. El precio promedio para Gran Terrior es de $9.900, mientras que Casa Silva 5 cepas bordea los $8.990

Te invitamos a leer nuestras novedades y recomendaciones para el día de los enamorados

Entusiasta del vino, whisky y destilados. No me dejaron poner videojugadora ni viajera como profesión, por lo mismo hoy escribo de bits y acumulo timbres en mi pasaporte.