Vinos & Licores

Ritual de Veramonte recibe 2 nuevos integrantes

La línea Ritual, de Viña Veramonte, ha estado presente desde hace más de 10 años y ha sido una razón de crecimiento y busqueda de perfercción para Agustín Huneeus, fundador de la viña ya que con esta linea ha tratado de plasmar todo el potencial que tiene el valle de Casablanca para producir vinos excepcionales y de calidad superior.

RTSY_2013Creemos en dejar que las vides se conecten con su entorno a través del tiempo, fomentando la biodiversidad a través de una agricultura orgánica y sustentable, fundamental para hacer vinos expresivos y auténticos “, explica Rodrigo Soto, Enólogo de Ritual.

Con este paradigma, Ritual presentó el nuevo Ritual Rosé 201, el cual es un vino ligero, con aromas y sabores a frutos rojos, hierbas y flores primaverales con una refrescante acidez. También hizo su debut Ritual Syrah 2013 con notas a frutos negros, hierbas especiadas y toques de oliva es suave con un intenso frescor.

Esta línea rescata lo mejor del Valle de Casablanca. Son las tradiciones y rituales que se aplican en cada uno de estos pequeños lotes, los que permiten reflejar la expresión y sentido del lugar, logrando lo mejor de cada variedad en cada uno de nuestros vinos”, nos cuenta Rodrigo Soto, Enólogo Jeje de la Viña.

Ritual_Rose¦ü_2014_OKLa producción cuenta con solo 3.000 unidades, las cuales son cosechadas previamente en pequeñas producciones que nacen en cuarteles específicos en el extremo este del Valle, con condiciones ideales para la producción de vinos de clima frío. Los viñedos están rodeados por más de 2.500 hectáreas de bosque nativo, creando un ecosistema balanceado y diverso para su cultivo.

Al igual que los métodos de cultivo de bajo impacto en los viñedos,  se rescatan las técnicas de vinificación del viejo mundo, como son la cosecha manual en pequeños lotes, fermentación con racimo completo y uso de levaduras nativas que permiten reflejar el origen e identidad de los viñedos.

Ritual Syrah y Rosé, disponibles en la sala de ventas de la viña, ubicado en la Ruta 68, antes del segundo peaje desde Santiago, a un precio de $15.000 y de $10.000 pesos respectivamente.

Entusiasta del vino, whisky y destilados. No me dejaron poner videojugadora ni viajera como profesión, por lo mismo hoy escribo de bits y acumulo timbres en mi pasaporte.