Vinos & Licores

Scotch: de Escocia al Mundo

El turismo en Escocia tiene uno de los mejores aliados del mundo, así como México tiene al Tequila, el país europeo junto a Johnnie Walker comienzan a escribir juntos una nueva herencia.

Las distintas variedades que posee Johnnie Walker son disfrutadas alrededor de todo el mundo. Desde el lujoso Blue Label, hasta sus originales ediciones especiales, es posible encontrarlas en los cinco continentes. Sin embargo, todos ellos han sido creados, con corazón y alma, a miles de kilómetros de distancia: en Escocia. Esto es parte de lo que presenta el nuevo cortometraje que presentó Johnnie Walker, llamado “Scotch: de Escocia al mundo”, donde se detallan los 200 años de historia de la marca, desde que un joven campesino decidió cambiar la lechería por una destilería. Ese hombre era John Walker.

Hace solo un par de meses, Diageo, compañía a la cual pertenece Johnnie Walker, anunció una millonaria inversión cercana a los US$210 millones para fomentar el turismo en torno al ‘Scotch’ y posicionar Edimburgo como la capital del whisky en el mundo. A través de un plan a tres años, el foco será la remodelación de 12 destilerías de la empresa a través de las cuales se instalará un circuito turístico para recorrer todo Escocia junto al whisky. El cortometraje “Scotch: de Escocia al mundo” es la primera acción para atraer hacia el país británico a los amantes de esta bebida.

La película relata los inicios de la destilería en Kilmarnock en 1820, las recetas que han sido manejadas bajo siete llaves y que siguen sorprendiendo a todos quienes prueban este whisky, así como las estrategias que permitieron que Johnnie Walker abarcara prácticamente todo el mundo a pocos años de su fundación. Se trata de una mirada “detrás de cámara” a la importancia de la herencia y la producción del reconocido scotch.

 

Entusiasta del vino, whisky y destilados. No me dejaron poner videojugadora ni viajera como profesión, por lo mismo hoy escribo de bits y acumulo timbres en mi pasaporte.