Review

The Glass: Elevando los sabores chilenos

Con una vista que muestra la urbe que es Santiago, el restaurante del hotel Cumbres Vitacura deslumbra con preparaciones sabrosas y que reinventan los sabores tradicionales de nuestra cocina.

Piso 17, entre vidrios y sillas se ve como poco a poco avanzan las construcciones viales de Américo Vespucio, Kennedy y Alonso de Córdova. No hay ruido de taco, pero se ve como los autos avanzan lentamente por una de las conexiones más atochadas de Santiago. No importa si es lunes o jueves o las 12 o las 9.

En caos vehiculas está abajo y al girar la silla el ambiente es otro. Está relajado. Se escuchan unos corchos al fondo, una vajilla que choca con el plato y comensales conversando. Llega el primer tiempo.

Reinterpretando lo nuestro

Claudio Ubeda es el hombre detrás de The Glass y de su nueva carta. Se acerca y nos va contando que es lo que quieren transmitir, con productos locales, de pequeños productores y que preparan ellos mismos.

Y así partimos, Empanaditas de Ostión, uno de los platos que más sale y que además ayuda a la fundación América Solidaria. Suave, crujiente y perfecto para partir. Luego Croquetas de Pato en crema de Higos y Queso Azul, delicadas, contundentes, donde ningún ingrediente pelea con nadie. Una armonía ideal. Luego, el favorito de muchos – y que no está en la carta – Longaniza de la casa con puré de papá chilote, casero, muy chileno, con el justo picor.

El fondo y final

La pescá del día es la reina en The Glass y Ubeda se luce en la presentación: Suave pescado fresco con guiso de garbanzos acompañad de un surtido de mariscos perfumados con mantequilla al cedrón. Contundente, muy chileno, fresco y que por supuesto marida muy bien con vinos blancos de la cava que el mismo hotel posee.

View this post on Instagram

#PescaDelDía #TheGlass

A post shared by Rompiendo El Corcho (@rompelcorcho) on

Ya entrando al final, los postres, la selección no puede ser mejor: Sabores dulces, frescos, entretenidos, donde el queso, la murta, el limón, el durazno y el arroz con leche son reinventados en presentaciones que no solo enamoraran con la vista.

Mi favorito fue el Pie de Limón, el cual puede ver en la foto y que fue reinventado con una técnica exquisita.

The Glass se encuentra el piso 17 del Hotel Cumbres Vitacura, Avenida Kennedy lateral 4422. Es apto para vegetarianos y su consumo promedio es de $20.000 por persona.

Entusiasta del vino, whisky y destilados. No me dejaron poner videojugadora ni viajera como profesión, por lo mismo hoy escribo de bits y acumulo timbres en mi pasaporte.