Gastronomía Panoramas

Visitamos Patagonia Schokoland: En torno al chocolate

Con una amplia tradición chocolatera, hace casi un año llegó a Santiago Patagonia Schokoland, cuyos dueños, los fundadores de Entre Lagos, decidieron traer su experiencia y pasión por el chocolate en un espacio que mezcla la tradición, historia y lo moderno.

Entre los edificios del barrio El Golf se encuentra una casa con una terraza de madera. En su interior se encuentra Patagonia Schokoland, un local dedicado al chocolate que cuenta con salón de té, sala de estar para mini reuniones, sala de ventas y hasta un pequeño museo que cuenta la historia del chocolate y de ellos mismos como compañía.

A casi un año de su apertura nos invitaron a conocer su historia, donde junto a otros medios compartimos su reinauguración, su pasión por los chocolates y por los sabores del sur de nuestro país.

Decidimos reinaugurar nuestro local Patagonia Schokoland, para marcar el inicio de la temporada invernal y para acercar toda nuestra experiencia de calidad y sabor a los comensales. La tradición y la preparación de las recetas de Patagonia Schokoland están arraigadas en nuestra cultura familiar, por lo que la idea es poder deleitar y compartir con las personas sabores y aromas únicos de nuestras tierras, a través del mejor chocolate de origen e ingredientes del sur del país”, comentó María Fernanda Montecinos, Gerente de Negocios de Patagonia Schokoland.

Tradición y diferenciación

Tengo que confesar que no había tenido la oportunidad de visitar el local antes, pero si había probado sus chocolates. Por eso me llamaba un poco la atención que se hablara de una tradición chocolatera cuando el local era prácticamente nuevo.

Recorriendo el museo nos contaron que detrás de Patagonia Schokoland está Entre Lagos, una de las empresas de chocolate más tradicionales del país y que en este proyecto quisieron contar algo nuevo, desde otra arista. Que cuando la gente fuera a su local sintiera en el chocolate la tradición y no en la decoración o en la misma carta. Por lo mismo, aquí no encontramos los mismos sabores que en los salones de té del sur.

Más que chocolate

La carta nos va a llevar a conocer más sabores y rellenos. Bombones con merkén, rica rica, mazapan o eneldo, que son cubiertos con chocolates de diferentes partes del mundo, con variados grados de azucar o porcentaje de cacao.

Si no eres fan del chocolate y por laguna razón llegaste acá, no estarás solo con un vaso de agua ya que el local cuenta con un amplia carta de sanguches, los que reciben pan casero que ellos mismos preparan y rellenos que van desde las carnes tradicionales hasta los pescados.

Patagonia Schokoland está abierto de lunes a domingo en su local de Carmencita en la comuna de Las Condes y para quienes lleguen a sus puertas, no solo podrán disfrutar del mejor chocolate, sino también de la mejor cocina, café premium, talleres de chocolate y muchas novedades más.

 

 

Entusiasta del vino, whisky y destilados. No me dejaron poner videojugadora ni viajera como profesión, por lo mismo hoy escribo de bits y acumulo timbres en mi pasaporte.