Gastronomía

Yo Chef: Emprendimiento culinario directo a tu puerta

Salir a cenar a un restaurant no siempre es posible. Es caro, toma tiempo, etc. Pero existe una alternativa que cada vez gana más seguidores entre aquellos que quieren una cena decente pero que no quieren pasarse horas en la cocina: los “kits” o cajas de comida enviados a las casas por correo postal. Estos combos incluyen la fórmula lista para preparar una exquisita comida sin complicaciones: ingredientes con las medidas exactas e instrucciones detalladas con el objetivo de volver lo más simple posible el proceso de cocinar.

Esta fórmula que existe en USA y Europa hace algunos años, llegó recientemente a Chile de la mano del emprendedor Pablo Ausin que, hace algunos meses, creó “Yo Chef”, una empresa que prepara y distribuye cajas de comida con todo listo y preparado para cocinar en casa en forma rápida y fácil. Su amor por la buena comida y su motivación por la alimentación saludable lo llevaron a implementar este negocio que más que un plato de comida es una experiencia. Su iniciativa obtuvo un capital semilla de Corfo gracias a lo cual Ausin implementó el negocio.

Ausin comentó que “la idea es traspasar esta pasión por la cocina a miles de personas, buscar la manera de enseñar a preparar tus propios platos de forma rica, sana y fácil. Entregando una experiencia única y entretenida en torno a la cocina. Yo Chef entrega cajas llenas de experiencias y sabores que te invitan a soñar y cocinar, de forma fácil y entretenida. Todos los meses te enseñamos nuevas recetas, nuevos ingredientes, para así trabajar de manera correcta y ordenada en la cocina”

El pedido se realiza ingresando a la página web www.yochef.cl donde se puede elegir una de las 4 alternativas que se ofrecen cada semana. La caja para dos personas cuesta $15.990 y trae todos los ingredientes listos para llegar y echar a la olla. Las porciones exactas, trozadas y con los aliños en las cantidades justas. Además, trae un instructivo con el paso a paso detallado, es decir, sin ninguna posibilidad de equivocarse.

 

Entusiasta del vino, whisky y destilados. No me dejaron poner videojugadora ni viajera como profesión, por lo mismo hoy escribo de bits y acumulo timbres en mi pasaporte.