Comer Delivery En casa

Donde Fuego Hubo: Los sabores ahumado

En pocos minutos puedes tener una alternativa de almuerzo o cena, digna de cualquier restaurante de mantel largo.

Ahumar las carnes, mariscos e incluso vegetales es un arte. Hay que saber que maderas usar, el tiempo, la temperatura y otros pequeños grandes detalles que seguramente con el teletrabajo son mucho más complicados. Por suerte hay una alternativa que entrega el sabor de la cocina ahumada y que en un par de minutos nos entrega un plato de la alta cocina.

Donde Fuego Hubo es una empresa creada en pandemia, Rodrigo Aljaro, su Gerente General, afirma que “hoy se ha profesionalizado la experiencia de ahumados gourmet y por lo tanto es posible encontrar producción de calidad, donde se utilizan técnicas de distintas partes del mundo con las mejores materias primas de animales libres de hormonas o antibióticos, además de ser grass feed o de libre pastoreo. Es comida que se selecciona con mucho cuidado en cuanto a su procedencia y el trabajo que se hace, en nuestro caso, con ella”.

El menú y maridaje

No he tenido la suerte de probar toda la carta, la que ofrece desde salmón hasta conejo, pasando por costillitas, pollo, camarones y pulpo. Este ultimo si tuve la suerte de probar hace unas semanas y realmente me sorprendió, tanto en sabor como en textura ya que una podría imaginar que como está ya preparado puede estar más chicloso o reseco, pero aquí no. El pulpo está muy bien cuidado y para servirlo solo hay que calentarlo. Nada mas.

Otro plato que es un favorito de los comensales es la Chuleta Kassler, la que se puede acompañar con chucrut, papas cocidas, arroz o con la mano. También está la plateada de cerdo, que son trozos de plateada de cerdo ahumada, lista para ser calentada y armar un plato o un sándwich.

Por supuesto que aprovechamos la conversación con Donde Fuego Hubo para conocer con que maridar estas carnes y nos comentan que, “en general maridar quesos ahumados con vinos tranquilos. Hay espumantes que son versátiles y pueden ser parte de un aperitivo con pulpo, machas y camarones.  Vinos blancos untuosos como el Chardonnay que pasa por roble potencian un buen pescado ahumado suave como nuestra trucha“.  

Con respecto a la carne, sobre todo en el caso de los conejos, nos recomiendan “vinos tintos secos de cuerpo medio como un merlot“. Además nos recomienda que para “un magret ahumado, es decir una pechuga de pato, iría muy bien con un vino, que aunque incomprendido, nos gusta mucho. Nosotros definitivamente lo acompañaremos con un Pinot Noir“.

Las carnes ahumadas de trozos más grandes como un  brisket, al tener mucha participación de pimienta, lo ideal es acompañarlos con vinos de más cuerpo que no se sienten opacados con el sabor del humo.

Rodrigo Aljaro, Gerente General Donde Fuego Hubo.

¿Qué se puede ahumar?

Todo, desde la mantequilla, pasando por el queso, las carnes y muchos más. La madera utilizada, por lo general, es de frutales como durazno, cerezo, nogal y roble. Esto hace que le den notas diferentes a las preparaciones y, la temperatura para una técnica Low&Slow, se aproxima a los 110 grados Celcius.

“Elegimos utilizar el ahumado como técnica ancestral de conservación de los alimentos, que sumado a nuestras carnes Angus certificadas, libres de pastoreo, dan un resultado de excelencia y en armonía con diferentes estilos de vida más consciente”

Rodrigo Aljaro, Gerente General Donde Fuego Hubo.

El proceso de cocido y ahumado, lo realizan de acuerdo a la técnica Low&Slow: “son cocciones a temperatura constante y muy baja, por mucho tiempo, entre 14 y 18 horas. En ella los jugos no se pierden y resulta una carne muy suave y sabrosa, que se puede cortar con el tenedor. Nos gusta hacerlo en un horno a leña de bajo consumo”.

Entusiasta del vino, whisky y destilados. No me dejaron poner videojugadora ni viajera como profesión, por lo mismo hoy escribo de bits y acumulo timbres en mi pasaporte.