Vinos & Licores

Lo mejor de Perú en Santiago: Cevicheria La Mar

Quienes disfrutan de probar nuevos sabores y recorrer otras culturas gracias a sus platos saben que parte fundamental de Perú es su gastronomía, la cual se ha transformado en un imperdible, ganando más y más adeptos en los últimos años.

En Rompiendo el Corcho tuvimos el placer de conocer la nueva carta de La Mar, la cevicheria peruana de Gastón Acurio y que Carlos Labrin en su rol de cocinero principal ha logrado entregarle un sello hogareño, tal como en las cocinas de las casas de vecino país.

Es difícil seleccionar un plato, la carta es atractiva en todos los sentidos y al degustarla estos se hace imposible. Los sabores son frescos, disruptivos, tradicionales y sin duda, sabrosos, así como también nuevos, en platos atractivos, los que hoy han renovado cerca del 60% de la carta.

dav
Ceviche, chicharrones y arroz criollo

Nosotros comenzamos con el “Súper Leche de Trigre”, un copón que aseguran que “levanta muertos”, con mariscos, chicharrones de pescado y calamar y pinza de jaiba, en una intensa leche de tigre con piure.

Los tiraditos son un clásico y en La Mar nos presentaron el “Sunset”, con pesca del día y camote glaseado en un aromático puré, con toques de crema de ají amarillo, plátano frito y salsa carretilla de tomate y ajíes. Sin duda un plato alegre, lleno de sabores que te harán soñar.

Los fondos también recibieron un trato especial, donde los sabores del mar están intensificados y tratados con el respeto que merecen. Nosotros degustamos “El Congrio” con pastelera de choclo al tartufo, con salsa de achiote, yucas negras y una ensaladilla de lentejas fritas. Imperdible.

dav
Pasta lujosa

Los sabores fusión –tan propios de la gastronomía peruana– tampoco quedan fuera, como el “Arroz Nikei”, con tortilla de camarones con salsa de ajos picante, chicharrón de mariscos, nori picado y katsuobushi (hojuelas secas de bonito).

La parte más esperada

Los dulces son siempre un imperdible y en La Mar no son la exepción. Degustar el Chibolito, tierna forma en que se refieren a los niños en Perú, es una experiencia sublime: Frutillas maceradas, crunch de quínoa, hierba buena, espuma de manjar, helado de leche condensada y algodón de azúcar. Los clásicos también se mantienen, así como es el caso de “Los Picarones” los que son servidos en un dulce jarabe donde son remojados, ideales para los días de frió.

dav
Picarones

Los cocteles de La Mar también se renuevan, siempre con el toque experto de su barman Donald Tirado. Entre las primicias está el “Volador”, preparado con pisco acholado, huacatay, albahaca, hierba buena y jarabe de jengibre con maracuyá. “Dime que te Quedarás” es un frappe con pisco macerado en frutilla, almíbar de lavanda y tónica. Por su parte, “Puente de Suspiros” se luce con vodka de pera, jarabe de manzanilla, miel de abeja, albahaca, manzana verde y espumante.

La Mar Santiago – Nueva Costanera 4076, Vitacura – es uno de los restaurantes imperdibles de Santiago, los sabores de Perú se sienten en cada bocado y la nueva carta nos invita a estar más cerca del vecino país y su gastronomía.

 

Entusiasta del vino, whisky y destilados. No me dejaron poner videojugadora ni viajera como profesión, por lo mismo hoy escribo de bits y acumulo timbres en mi pasaporte.