Gastronomía Review

Meze: Turquía en la mesa

El único restaurante turco del país celebró este año su quinto aniversario y nos mostró los sabores del país que une a oriente con occidente.

Turquía es un país ubicado entre las costas del Mar Egeo, Mar Negro y zonas de montaña, bosques y desierto, que une Europa con Asia y que, a pesar de los más de 13.000 kilómetros que nos separan se ha convertido en un destino reconocido por chilenos, por sus teleseries, sus lanas, cafés y gastronomía.

Llegamos al barrio Manuel Montt y ahí nos recibió Onur Edemir, dueño del local y quien se ha encargado, gracias a su increíble personalidad, de dar a conocer la gastronomía de Estambul, su ciudad natal, y la de todo su país.

De entrada en Meze sabemos que están orgullosos de su tierra. En cada esquina vemos referencias a un país con historia milenaria y que pronto nos va a sorprender con platos, tanto individuales como para compartir.

Primer tiempo

La primera pregunta al sentarnos en la mesa fue “¿Raki o vino?”; El Raki es un destilado turco, donde el anís toma el protagonismo por sobre las uvas. Se toma frio, solo o bien con agua y es perfecto compañero de la sopa de lentejas rojas con mantequilla, Mercimek Corbasi – $3.250- la cual enseguida te agarra y te deja ver que la experiencia gastronómica que se viene es mas que interesante.

Luego de este aperitivo, comenzamos con la degustación, donde pude reencontrarme con uno de mis platos favoritos, las hojitas de parra, o como las podemos encontrar en la carta, Zeytinyagli Yaprak Sarma -$6.250- una preparación diferente a las árabes, ya que estas tienen un toco generoso de canela y menta.

La entrada no paró ahí, ya que de la extensa carta de Meze pudimos además probar en Antep Ezme que es un pan turco para untar en un plato con cebolla, tomate, ajo, salsa de tomate, pimentón rojo, nueces, salsa de granada y la recién llegada trilogía de hummus, Karisik Humus, con garbanzo, beterraga y arverjas.

Y si de picoteos caliente se trata, Meze tiene una oferta más que interesante, donde destacan el Mücver una serie de fritos de zapallo italiano con queso de cabra que se acompaña con una salsa de ajo. Imperdible.

Los fondos

Cuando pensamos que lo mejor ya había pasado por los manteles, nos sorprendieron con los platos de fondo, preparaciones contundentes, robustas en sabor y para todo tipo de comensales. Spoiler, no sabría decir cual es mi favorito. ¡Los encontré todos ricos!

Pero para no abrumarlos y para que vayan lo más rápido que puedan a Meze, les hablaré de 2 que creo que son imperdibles. Primero un clásico turco, el Hunkar Begendili, donde encontramos una carne de vacuno cocinada en salsa de tomate de la casa sobre puré de berenjenas ahumada, acompañada de arroz turco. Plato sabroso, contundente y perfecto para compartir.

Luego pasamos al Testi Kebap, un plato de la zona centro oeste de Turquía, donde disfrutamos de una suave pierna de cordero, pimentón verde, cebolla, ajo, orégano fresco, tomate, que se cocina durante 9 horas a cocción lenta en una vasija de greda, acompañada de arroz y ensalada.

Dulces para terminar

Y llegó el ultimo tiempo, los postres y el café, dos esenciales de la cultura turca y que son transversales a todo el basto territorio. Recibimos – con una sonrisa de lado a lado – 2 platos para degustar y disfrutar, siendo mi favorito el Turk Kahveli Creme Brulee una clásica creme brulee preparada con café turco p e r f e c t a.

La invitación a Meze fue perfecta, buena mesa, buena barra y buena conversación sobre uno de los destinos turísticos que mas me apasiona y que en las próximas semanas visitaré y sin duda encontraré preparaciones tan deliciosas como las de este pedazo de Turquía ubicado en a pasos del Metro Manuel Montt (Manuel Montt 270, Providencia)

Entusiasta del vino, whisky y destilados. No me dejaron poner videojugadora ni viajera como profesión, por lo mismo hoy escribo de bits y acumulo timbres en mi pasaporte.