Gastronomía Tendencias

Mister Fish y Caleta Mister Fish llegan a tu casa

El local de pescado frito implementó un sistema de delivery tanto para sus carta como para mariscos y pescados frescos y congelados.

Esta es, sin duda, una Semana Santa distinta. A diferencia de años anteriores, donde nos volcamos a las caletas, mercados y restaurantes de pescados y mariscos, este año pasaremos Semana Santa en casa.

Estar tantos días sin salir puede ser un desafío difícil para muchos, sin embargo, el poder mantener rutinas y tradiciones significativas, es una forma de distraernos, compartir en familia y mantenernos fuertes y contentos.

Es por eso que este año el restaurante Mister Fish implementó un sistema de delivery propio para llevarte a casa sus mejores platos y preparaciones, a lo que además se suma Caleta Mister Fish, servicio de delivery de pescados y mariscos frescos y también congelados.

View this post on Instagram

A post shared by Mister Fish Fish&Chips (@misterfishchile)

Productos destacados

Dentro de las opciones que ambos servicios tendrán están sus preparaciones tradicionales, como fritos o a la plancha, o innovaciones como las tablas para compartir, “Churrascos Marinos”, entretenidas ensaladas con Merluza Austral y Camarones crocantes, o pedir a “La Caleta” pescados frescos, como Merluza Austral, Salmón Premium o Congrio para prepáralos tú mismo.

Cualquiera sea la opción que elijas, podrás acompañarla con papas fritas caseras (¡Caseras de verdad!), cremosos bastones de polenta, ensalada chilena, coleslaw u hojas verdes y algunas de las 8 salsas artesanalmente preparadas en el local.

Para todos

Si te preocupa estar acompañado de un mañoso o mañosa, también han incorporado a la carta Hamburguesas de Angus caseras.

Así que si estabas pensando cómo comer un rico pescado esta Semana Santa, o eres amante de los productos del mar y buscabas una propuesta diferente Mister Fish y su Caleta son el delivery que no puedes dejar de tener en tu casa.

Entusiasta del vino, whisky y destilados. No me dejaron poner videojugadora ni viajera como profesión, por lo mismo hoy escribo de bits y acumulo timbres en mi pasaporte.