Gourmet

Tondero: Sabor peruano en la creatividad del chef

Sergio Vilca es el responsable de Tondero, un restaurante de comida peruana emplazado en plena avenida Pedro de Valdivia y que hace unos días nos invitó a conocer las bondades de esta comida criolla del vecino país, la que día a día sigue generando más adeptos.

La propuesta de Tondero es simple: encantar a los comensales – ya sean nacionales o del propio Perú – con platos típicos y darles un giro con variaciones que Vilca imagina.

Dentro de los platos que degustamos nos encontramos con la “Trilogía de Causas” un plato clásico a la hora de empezar y que reúne el sabor del atún, el pulpo y el calamar en una presentación fresca y delicada.

IMG_20160406_170944_1

Y como buen restaurante peruano por la carta de fondos, los platos de pescados, pollos y carnes están uno frente a otro, permitiendo con esto que podamos disfrutar de un “Lomo a la Pimienta” por un lado o un
“Pescado a lo macho” por el otro.  Probamos ambos platos y en menos de 15 llegaron a nuestra mesa. El lomo contaba con una sazón elevado, especial para quienes disfrutan las comidas de este tipo y en su decoración se dejaban ver trozos enteros de pimienta, los que funcionaban perfecto para la compasión del plato mismo.  El pescado por su parte, llego suave, cocido íntegramente y cubierto por una marcada salsa que bañaba al arroz.

13102884_10153659171605875_1827193706967504127_n

Sobre los postres, el tiempo que más esperamos para disfrutar, Tondero se gana todos los tenedores. El mousse de maracuyá es sublime, con un dulzor justo y una cremosidad en cada bocado. La crema volteada por su parte resume todo lo que nos encanta de la comida peruana, textura, sabor y emociones. Esta, para mí, se convirtió en la mejor que he probado.

13139368_10153659171525875_4813527164357655042_n

Otra alternativa de Tondero es su opción de menú, la que se encuentra disponible de lunes a jueves a $4.990 en horarios de almuerzo (13 – 15 hrs)

Tondero está inmerso en Av Pedro de Valdivia 2765, Ñuñoa y el precio promedio, en los 3 tiempos más bebestibles bordea los $15.000 por persona.

Entusiasta del vino, whisky y destilados. No me dejaron poner videojugadora ni viajera como profesión, por lo mismo hoy escribo de bits y acumulo timbres en mi pasaporte.