Comer Salir San Valentín Gourmet

Wings & Rings: Una alternativa diferente

Ya sea para este 14 de febrero o para compartir un momento agradable, el restaurante de estilo americano propone entretenidos platos en la mesa.

Ubicado en Barrio Italia -Marin 420 – Wings & Rings tiene una carta donde as reinas indiscutidas son sus alitas de pollo y los dips que las acompañan.

Para este 14 de febrero han preparado una atención especial, donde, en su renovada terraza, las parejas podrán disfrutar de una copa de espumante con fresa bañada en chocolate de cortesía para cada uno. Para hacer todo más expedito, recomiendan reservar directo en su web, www.wingsandrings.cl.

View this post on Instagram

A post shared by Wings & Rings (@wingsandringslatam)

En su carta además hay alternativas vegetarianas, hamburguesas y coctelería.

Tenemos 10 tipos de salsas que han sido creadas para bañar cada uno de los platos, ofreciendo sabores únicos. Después de varios años en el negocio, nos dimos cuenta que no era suficiente un gran producto, debíamos complementarlo con excelente servicio y ambiente. Por ello decidimos enfocarnos más en la atención en restaurante y dejar en segundo plano el delivery.  Ahora, nuestra misión es sorprender a cada cliente con una increíble experiencia de sabor, atención y ambiente. Nos preocupamos por cada detalle y por supuesto con todas las normas de seguridad que implica la contingencia del Covid”.

Daniel Vega.

Que probar

Si bien aún tenemos el restaurante el carpeta, nos han recomendado mucho su postre de óreo cheesecacke. Un imperdible de la carta aseguran quiénes ya han ido.

Otro imperdible es el bowl de alitas de pollo, el cual con 12 unidades puede pedirse en 2 platos de 6 unidades con salsas diferentes.

Las Baby Back Ribs y las hamburguesas completan la lista de imperdibles.

Si quieres ir, el costo promedio por persona es de $13.000 y su horario de atención es, lunes a miércoles de 12.30 a 20.45; jueves a sábado de 12.30 a 21.00 hrs, y los domingos de 12.30 a 20.00 hrs.

Entusiasta del vino, whisky y destilados. No me dejaron poner videojugadora ni viajera como profesión, por lo mismo hoy escribo de bits y acumulo timbres en mi pasaporte.