Panoramas Vinos & Licores

Curicó prepara las copas para la XXXI edición de la fiesta de la Vendimia

La ciudad de Curicó recibirá a miles de turistas en una nueva edición de la Fiesta de la Vendimia de la ciudad. Las celebraciones comienzan el próximo 23 de marzo en la que es considerada como una de las más importantes festividades dedicadas al vino a nivel mundial.

Como todos los años, la tradicional festividad popular permitirá a los asistentes conocer y degustar los vinos que componen la Ruta del Vino Valle de Curicó. Así es como Aresti, Altacima, Echeverría, Correa Albano, Las Pitras, Millamán, Miguel Torres, Folatre, Requingua, San Pedro, Valdivieso y Viñedos Puertas serán los anfitriones de esta esperada fiesta en torno al vino, que tendrá como país invitado de honor a Perú. Este año, además, los asistentes se podrán deleitar con una barra de vinos Premium que ofrecerá los mostos más selectos del Valle de Curicó.

 

Vendimia solidaria

Este año y con la intención de ayudar a los bomberos que trabajaron en los incendios forestales de la región del Maule, es que la Fiesta de la Vendimia tendrá un enfoque solidario mediante una rifa, cuyos números de un valor de mil pesos, podrán ser adquiridos durante los días de la Vendimia.

Además, por las sillas ubicadas frente al escenario, a modo de platea, se cobrará un precio que irá en ayuda de los bomberos de la provincia. Tendrán un valor de 6 mil, cuatro mil y dos mil pesos para los días viernes y sábado, mientras que el día jueves, las sillas tendrán un valor único de mil pesos. Su venta estará disponible en boletería del teatro, en días anteriores a la fiesta.

Coordenadas: 

Dónde: Plaza de Armas de Curicó.

Cuándo: 23 al 26 de marzo de 2017

Valores Degustaciones: Copa oficial + 3 degustaciones $5.000 pesos. Solo Ticket: $800 pesos.

Barra Selección Valle de Curicó: Copa premium + 3 degustaciones $10.000 pesos.

Más Informaciones: www.rutadelvinocurico.cl

Entusiasta del vino, whisky y destilados. No me dejaron poner videojugadora ni viajera como profesión, por lo mismo hoy escribo de bits y acumulo timbres en mi pasaporte.