Vinos & Licores

Gin Elemental: un nuevo destilado nacional

Desde la destilería Longitud 71 nace este nuevo gin con 17 botánicos en su preparación.

El mercado de licores en Chile ha visto cómo los productores se han
atrevido a más en el último tiempo. Cada vez más innovadores y buscando tendencias, ha surgido una especie de “boom” del gin, debido a lo sofisticado y elegante de este trago. Bien lo saben los creadores de “Elemental”, la destilería Longitud 71.

Este nuevo destilado está compuesto por 17 botánicos, una mezcla única de ingredientes que se unen para lograr el sabor suave y cítrico de Elemental, donde resalta lo especial de cada uno de sus botánicos.

Un proceso largo

Enebro, cardamomo y pino, pero también naranja Valenciana y pepino, logran un perfecto balance. Un proceso de maceración de más de 10 días logra que se integren perfecto en el sabor.

Luego de 18 meses de investigación y pruebas para dar con la receta perfecta, llega Elemental, un gin con una combinación ideal de botánicos que logra un sabor suave, cítrico pero no invasivo.

“Siempre supimos que el gin era nuestro norte. Hemos sido testigos presenciales de cómo ha aumentado el gusto y consumo de gin en nuestro país, por lo que no fue difícil decidirnos por este destilado. El gin tiene muchos elementos endémicos y además con la capacidad única de personalización”

Jorge Sepúlveda, su maestro destilador.

Elemental es un producto para quienes buscan salir de lo común y explorar cosas nuevas: Con un precio que compite con los mejores del mercado chileno, pretende ser una oferta nueva para salir del clásico pisco y vodka, innovando y atreviéndose.

El producto se encuentra en una preventa exclusiva en el sitio Shop The Label, con un precio ($16.990).

¿Con qué podemos mezclar el gin Elemental?

Para las noches de primavera, les recomiendo la siguiente preparación:

  • 60 ml de gin Elemental
  • 200 ml de agua tónica suave
  • 2 rodajas de pepino deshidratado
  • Mucho hielo.
    También se puede acompañar con ginger ale o ginger beer.

Entusiasta del vino, whisky y destilados. No me dejaron poner videojugadora ni viajera como profesión, por lo mismo hoy escribo de bits y acumulo timbres en mi pasaporte.