Cervezas Panoramas

Las cervezas y las terrazas se vuelven a juntar

Bares como “236 Beer Garden” y “Casa Animal” ya están listos para recibir a los comensales tomando todas las medidas sanitarias.

La reactivación del sector gastronómico tras el desconfinamiento de Santiago ha traído la reapertura de dos atractivos bares que prometen convertirse en el panorama ideal de los amantes del shop y la buena cocina.

Si ya estás en una comuna en fase 3, seguramente has estado buscando opciones para disfrutar de un buen momento fuera de casa. Por ello es que hemos seleccionado dos guaridas cerveceras ubicadas en Vitacura y Barrio Bellavista respectivamente, las que se han preparado con todo lo necesario para recibir público, en especial a aquellos aficionados al shop y la birra nacional.

236 Beer Garden

Ubicado en calle Constitución (misma numeración, Barrio Bellavista) Beer Garde es un centro gastronómico y cervecero. El espacio se adapta perfectamente, proveyendo el distanciamiento social adecuado con espacios abiertos tanto al interior como en sus terrazas exteriores.

Atendido por su propio dueño, el maestro cervecero Andrés Guerrero, su sorprendente carta lo convierten hoy en el bar número uno en variedad de cervezas de Santiago, con 38 salidas de shops para que el público no sólo pueda regodearse al momento de escoger, sino que además pueda degustar distintas y novedosas opciones de birra artesanal, así como excelentes marcas internacionales.

Casa Animal

Subiendo por la capital e inaugurado apenas meses antes del confinamiento, encontramos a nuestro segundo bar recomendado “Casa Animal”, ubicado en Candelaria Goyenechea 3820.

Su propuesta gastronómica centrada en cortes de pizza. A ellas se suman un listado de 10 salidas de shops y que está dividido en cervezas artesanales y tradicionales.

Dentro de las cervezas destacan las clásicas Heineken, Kunstmann Torobayo, y Austral Torres del Paine.

Entusiasta del vino, whisky y destilados. No me dejaron poner videojugadora ni viajera como profesión, por lo mismo hoy escribo de bits y acumulo timbres en mi pasaporte.