Vinos & Licores

Chile se suma a la gran campaña benéfica de Campari: Negroni Week.

Entre el 4 y 10 de junio, por cada Negroni servido en los nueve bares y restaurantes adheridos a esta campaña en Santiago, Campari donará un dólar a Mercy Corp, ONG que ayuda a personas que viven situaciones de desastre natural y conflictos bélicos.

Chile se une este año a la gran campaña mundial y social de Campari “Negroni Week”, una iniciativa global donde durante una semana, las ventas de este aperitivo italiano en locales adheridos irán en beneficio de diversas fundaciones alrededor del mundo. De esta manera, desde el 4 al 10 de junio, por cada Negroni que se venda en diferentes bares y restaurantes de Santiago, Campari donará un dólar a la Fundación Mercy Corps, ONG que actúa en más de 40 países, socorriendo a las personas en situaciones de pobreza y opresión, construyendo comunidades más seguras, productivas y justas.

A nivel mundial, Campari Group se unió a Imbibe Magazine, por quinto año consecutivo, para desarrollar “Negroni Week”. La iniciativa consiste en que, mediante la compra de cada Negroni, un porcentaje de la venta de cada cóctel se dona a la causa social que el establecimiento haya elegido dentro de la lista de asociaciones que Imbibe seleccionó. Entre ellas, organismos para el acopio de alimentos y ayuda humanitaria, asociaciones para la investigación y apoyo de personas con autismo, cáncer, cuidado del agua, océanos, asociaciones para la protección y refugio de animales, entre muchas otras.

¿Donde?

Los bares adheridos a esta campaña en Chile son:

Siete Negronis, Mallinkrodt 180, Providencia

Red Luxury Bar, Constitución 53, Providencia

Bar Lorenza, Alonso de Córdova 3854, Vitacura

Millesime, Alonso de Córdova 3788, Vitacura

Brunapoli, Nueva Costanera 3961, Vitacura

Ciudadano, Seminario 400, Providencia

Mamboleta, Merced 337, Santiago

Johnny B Good, Av. Pdte. Kennedy Lateral 9001, Las Condes

Omerta, Constitución 140 Providencia

Entusiasta del vino, whisky y destilados. No me dejaron poner videojugadora ni viajera como profesión, por lo mismo hoy escribo de bits y acumulo timbres en mi pasaporte.