Gastronomía

Element: Entre madera y buena mesa

Hace 5 años Element Restaurant se convirtió en el secreto mejor guardado de la comuna de La Reina, un lugar iluminado por la madera y protegido del ruido, ideal para disfrutar de la comida de autor que fascina a los comensales.

La semana pasada pudimos visitar el restaurante que está a semanas de estrenar su nueva terraza, el que de seguro será el lugar favorito para disfrutar del exquisito pisco sour, el aperitivo con el que comenzamos nuestro viaje culinario, el que nos transportó al sur de Chile, a la tierra media y a la cocina de la abuela en solo un par de horas.

Sour

Primer tiempo

La carta es simple y más que efectiva. Hay platos para quienes deseen partir con carne, como lo son por ejemplo las entrañas de dragón lechón, firmes y en su punto, conservando todos los jugos de uno de los cortes que más popularidad ha conseguido en el último tiempo y que es acompañado de uso ajís rostizados para darle honor a su nombre. Si quieres partir con algo menos carnívoro, te recomendamos emprender una aventura vegetariana con las empanas sin nombre: una masa fina rellena de espinaca, champiñones y queso philadelfia, acompañada de una delicada pasta de ají. Nuestra visita sumo al acompañamiento las Tumacas de Ana, rallado de tomate fresco sobre contundentes trozos de pan tostado acompañado de tres opciones: Jamón Ibérico, Salmón Ahumado y Quedo de Cabra Maduro.

entradas

El fondo

La aventura continua, el fondo no se hace esperar y las opciones son variadas. Una de las meseras – que no usa uniforme porque el concepto del restaurant es casual y de casa – nos comenta que los fondos son muy contundentes y no podía estar más en lo cierto. Platos que gracias a su cocción – que puede llegar hasta las 26 horas – realzan todos los sabores y ternura, al punto que pude disfrutar de La Costilla de Element sin necesidad de un cuchillo. Y es que el imponente trozo, acompañado de arroz integral y berros es suave y delicado.

DSC03942

Al otro lado de la mesa, la Hamburguesa de Krisham recibía aún más elogios. No suelo siquiera mirar las opciones vegetarianas, pero esta hamburguesa a base de lentejas brotadas al vapor – que es por cierto la foto de portada de esta nota – le hace la competencia a cualquier wayuu.  Se encuentra reposando sobre una torreja de pan integral casero y cubierta en queso de campo, mayonesa de soya, palta, linaza y tomate. Simplemente deliciosa, contundente y nada que envidiarle a la costilla.

DSC03946

Los postres

El postre es una instancia casi sagrada. Siempre está presente y puede terminar por alzar o enterrar una experiencia gastronómica, por lo que Element sabe que es tanto o más importante el propio fondo.

DSC03950

Tal comenté al comienzo de este post, la propuesta del restaurante es la de viajar por lugares tan mágicos como la Tierra Media o el sur de Chile, por lo que en el final de la visita decidí volver a la cocina de mi abuela y probar la Leche Nevada, postre que, si bien ha recibido simplificaciones a su receta original, sigue siendo complejo de lograr, en especial por el punto entra sopa y los copos que flotan en ella. Para mi sorpresa y alegría Element presenta un punto casi perfecto, sabores armoniosos y un transporte inmediato al pasado.

DSC03947

Element Restaurant se encuentra en Monseñor Edwards 1636, comuna de La Reina. Te recomendamos realizar reservas antes de ir, para lo cual puedes llamar al 228800936 o bien realizarla en su página de Facebook vía mensaje interno. Los lunes atienden solo en horario de cena, desde las 20 hasta las 23 horas, mientras que de martes a sábado atienden desde las 13:00 a 16:00 y luego de 20:00 a 23:45. Los domingo solo atienden en horario de almuerzo, desde las 13:00 hasta las 16:00. Los feriados se encuentran cerrado.

2 COMMENTS

  1. ¡Excelente Restaurant! La comida es sabrosa, combina sabores de manera equilibrada, en fin, una grata experiencia.
    Felicitaciones al chef que se ha atrevido a innovar sobre la base de comida chilena.
    El lugar me recuerda las casas del Sur, muy agradable.

Comments are closed.

Entusiasta del vino, whisky y destilados. No me dejaron poner videojugadora ni viajera como profesión, por lo mismo hoy escribo de bits y acumulo timbres en mi pasaporte.