Comer Delivery

Lo que debes saber sobre el delivery de sushi en Chile

La startup nacional Justo revela cifras sobre la gran preferencia que tienen los chilenos por este plato japonés.

Si bien no existe registro de cuándo aterrizó esta tendencia culinaria en el país, es una realidad que desde su llegada, ha encantado a muchos chilenos por sus diferentes variedades, sabores y texturas.

Según datos entregados por Justo, startup chilena y partner tecnológico de restaurantes y comercios, el sushi se posicionó en el top tres de comidas más solicitadas por los usuarios, superando los 416.000 pedidos en 2020, y en lo que va de este año, las cifras alcanzan 73.400 solicitudes.

Si hablamos de tendencias y de datos curiosos, Justo revela más detalles y las preferencias que tienen los chilenos a la hora de pedir este clásico asiático. Para comenzar, señaló que en los últimos seis meses, el consumo de sushi sin arroz aumentó cerca de un 30%. Al mismo tiempo, indicó que los hombres realizan el 51% de los pedidos, mientras que las mujeres el 49%. Además, se pudo conocer el top de las comunas que más realizan pedidos de sushi en la Región Metropolitana, liderando Las Condes, Santiago, Ñuñoa y Providencia, mientras que a nivel regional, la ciudad que encabezó la lista fue Antofagasta con un 20,57%.

Por otra parte, sobre los días de mayor consumo en la semana, se señala que un 19,8% de las solicitudes se realizan los días viernes, seguido de los sábados con un 19%. También, se pudo conocer el ranking de los cinco restaurantes que reciben más pedidos de esta comida a domicilio dentro de Justo, donde destacan: Minami Sushi, Kento Sushi, Ryge, Rock The Food y Yasai Sushi.


Según los datos obtenidos por la startup tecnológica, en promedio se realizan 11.500 pedidos de sushi a la semana, y el horario favorito entre los chilenos es en la noche, esto debido a que el 55% de las solicitudes son recibidas entre las 18:00 y las 21:00 hrs., donde el ticket promedio de compra bordea los $26.000 por cada usuario.

Entusiasta del vino, whisky y destilados. No me dejaron poner videojugadora ni viajera como profesión, por lo mismo hoy escribo de bits y acumulo timbres en mi pasaporte.