Cervezas

Otoño y cervezas

Se acabó el verano y con ello, los días de calor y relajo se transforman sólo en un buen recuerdo de las vacaciones. Esta época del año se caracteriza por lo cambios; el color ocre pinta todos los árboles de la ciudad y las temperaturas comienzan a descender. No dejes que esto te desanime y sácale partido al otoño con estas nuevas sugerencias del maestro cervecero de Kunstmann.

Si bien estas fechas se asocian a estrés, por el desarrollo del año escolar y laboral, es posible llegar al final del día con una sonrisa acompañada de una buena cerveza en nuestras manos. El maestro Lutz Hertdle asegura que a medida que el clima va cambiando, también lo hace el paladar del consumidor, quien ya no solo busca sabores ligeros y cítricos para refrescarse, sino que también cervezas más consistentes que incluyan malta tostada y mayor grado alcohólico. “Hay mayor variedad de colores, sabores y temperaturas de servicio. Las cervezas se vuelven un poco más complejas aromáticamente, en algunos casos aparece una tibieza alcohólica, que invita al deleite y fomenta un momento íntimo, de relajo, como ocurre con otras bebidas como el vino o el whisky”, asegura Hertdle.

Como primera recomendación, a ojos cerrado el maestro cervecero apuesta por una de las pioneras de la compañía. Cargada de aromas frutales a naranja y duraznos, Kunstmann Torobayo es un abanico de ricos aromas y buenos recuerdos de otoño. Mientras que, si gusto va por lo natural y contundente, Lutz se inclina por la Kunstmann Lager sin filtrar. Esta variedad experimental establece sin duda una diferencia, es una cerveza tradicional y con leve turbidez, dotada de buen cuerpo y textura glicérica, lista para saborearla como recién sacada del estanque.

Por supuesto no pueden quedar fuera dos de las especialidades que integran la colección del maestro: Cerveza Kunstmann Anwandter, una lager compleja, intensa y muy aromática con notas que asemejan a frutos secos como las nueces, además de suaves toques de malta y tostado. Como última recomendación, el maestro cervecero apuesta por una Gran Torobayo, una pale ale de intenso color rojizo y alta graduación alcohólica (7.5 Vol) debido a su extracto original. Esta variedad es muy aromática con notas de frutas rojas y frutos secos además de toques a caramelo.

Se cambia el short por un pantalón, la playa por la ciudad, pero lo que no se cambia son las ganas de pasar una cálida tarde disfrutando de buenas cervezas.

LEAVE A RESPONSE

Entusiasta del vino, whisky y destilados. No me dejaron poner videojugadora ni viajera como profesión, por lo mismo hoy escribo de bits y acumulo timbres en mi pasaporte.