Vinos & Licores

Air France HOP! un nuevo paso hacia la consolidación y liderazgo.

Air France confirmó que su filial Hop!, ahora se comercializará bajo el nombre de Air France HOP, consolidando su cartera de marcas y fortaleciendo aún más sus servicios hacia los clientes entre las regiones francesas y Europa.

Con esta decisión la oferta comercial de la destacada aerolínea tricolor se simplifica y pretende recuperar la confianza de los clientes y restaurar un equilibrio económico sostenible. Este es el siguiente paso hacia la consolidación de nuestras marcas, buscando incrementar la claridad y la consistencia general de la oferta del grupo Air France-KLM. La red doméstica, incluyendo los vuelos regionales operados por HOP!, es fundamental para el modelo de negocio de Air France, y su huella en esos mercados forma parte integral de su historia y ADN. Frente a la competencia en este mercado, debemos hacer que nuestra oferta sea más clara y se vincule más cercanamente a los valores y fortalezas de la marca Air France, comentó Benjamin Smith, CEO del Air France-KLM Group. Igualmente agregó: “Me gustaría elogiar el compromiso y profesionalismo de todo el personal de HOP!. Confío en que juntos lograremos que Air France HOP sea la marca de referencia para nuestros clientes cuando viajen en nuestra red regional

Este cambio de marca no tendrá efecto en los contratos laborales del personal de HOP!. Todos los vuelos vendidos por HOP! o actualmente en venta, continuarán operando normalmente sin ningún impacto para  los clientes.

Actualmente, HOP! opera una flota de 76 aeronaves conformada por 6 ATR 42-600, 7 ATR 72-600, 14 Bombardier CRJ-1000, 10 CRJ-700, 13 Embraer ERJ-145, 15 E170 y 11 E190.

Cabe resaltar que el grupo Air France-KLM depende de sus dos marcas fuertes, Air France y KLM, quienes cuentan a su vez con sus variaciones regionales, Air France HOP y KLM Cityhopper, y ofrece a sus clientes un servicio low-cost a través de Transavia, presente en Francia y los Países Bajos.

 

Entusiasta del vino, whisky y destilados. No me dejaron poner videojugadora ni viajera como profesión, por lo mismo hoy escribo de bits y acumulo timbres en mi pasaporte.