Review Vinos & Licores

Armé mi primer bar (en casa)

Todos los bebedores tenemos un espacio para nuestras botellas y este fin de semana por fin arme un espacio que va con mi casa – un depto pequeño en Santiago – y por supuesto, con mis botellas y copas.

Decidir tener un mueble bar en la casa no es tarea fácil. Más allá del costo del mueble como tal – sin contar las botellas – hoy la pelea más grande es la del espacio ya que este tipo de infraestructuras e quitas o pedazo a la cocina o al living. En mi caso, a ambos.

Pero una vez encuentras el mueble que se ajusta a tus necesidades de espacio y de estética viene.

¿Dónde pongo las cosas?

La respuesta va a depender de tu mueble. Básicamente la mejor recomendación es poner lo que tomas mas frecuentemente cerca y lo que no, un poco más atrás. Hay accesorios como pequeñas escaleras de acrilico que te ayudaran a distribuir mejor el espacio. Las copas, vasos y accesorios idealmente deberían estar aquí, más que en un costado del mueble de la cocina.

Es importante también tener algunas consideraciones en el cuidado. Si bien los destilados pueden resistir sin problemas estar en un mueble, no es recomendable dejarlos directo al sol. Un lugar fresco y seco siempre va a ser la mejor alternativa. Para el caso de los vermú, licores frutales o herbales, una vez están abierto, se recomienda llevarlos al refrigerador.

El vino es sin duda el que requiere más cuidado. En especial si tiene corcho ya que este no debe secarse. Recuerda que el vino en la botella envejece y sigue vivo. El sol tampoco hace favores, así que lo ideal es poder evitarlo.

Las cervezas, espumantes en lata y aguas tónicas, las mantengo en el refrigerador.

Lo más entretenido: llenar el bar:

Me costó – en realidad a una amiga – 4 horas armar el mueble y empezar a distribuir las botellas.

Primero, pusimos las copas en las rejillas. Esto nos va a ayudar a calcular que tan altas deben ser las botellas que compartirán el mismo espacio. La idea es tener una gama de 3- 5 tipos de copas distintas. En mi caso tengo tipo flauta para el espumante y copas para vinos blanco y tinto. A ellas le sumé un copón, ideal para el gin tonic y espero sumar un par de copas para el Martini. Puse además 6 vasos, de 3 formatos distintos para tragos cortos, tipo negroni, manhattan o whisky solo.

Y ahora, las botellas

 Si bien va a depender de tu estilo, hay algunos que tiene que ir “si o si”. Matías Peredo, KAM On Trade de Grupo Cepas y bartender/socio de Siete Negronis nos comenta que “los destilados blancos – gin, pisco, vodka, ron, tequila – son muy versátiles y te van a permitir aumentar tu abanico de tragos para preparar a los invitados. Yo puse un Gin Larios Rosé que da color al bar, un Barcardi Manzana, un licor de Sauco Bols y un Vodka Grey Goose.

Para Santiago Michelis de DIAGEO y Senior Reserve Brand Ambassador PEBAC, tu bar es como un guardarropa, hay clásicos y luego opciones interesantes para salir de lo habitual. Dentro de sus recomendaciones está el Tanqueray Sevilla (14.990) que nos permitirá hacer un Gin Tonic más disruptivo e interesante.

El whisky también es un invitado que no puede faltar. Idealmente 2, uno para tomar solo en un día normal y otro para sorprender a los invitados que saben lo que hay en el vaso. Para Santiago, JW Blue Label ($188.990) o Singleton 18 ($89.990) son excelentes opciones. Yo tengo un JW Green Label ($49.990) y el Icono de Mal Paso ($17.990) como mis botellas superiores.  

Los que son imperdibles para mi son los licores para afirmar o dar un twist a los cocteles y no pude dejar afuera el Triple Sec, Cherry y un Amareto. Los 3 fueron de la línea Mitjans ($4.990)

Para los vinos tuve cuidado de colocar las etiquetas más preciadas lo más protegida posible. Seguramente mi próximo paso será la cava.

Accesorios

Un bar es mucho más que copas y botellas. Hay una serie de herramientas que nos van a ayudar a hacer cocteles y además le van a dar un aspecto mucho mas profesional.

Una coctelera es un utensilio básico, ojalá la de 3 piezas, donde tengamos un colador. No solo servirá para dar otro nivel a mueble, sino que también nos permitirá poder hacer ese juego entre el bartender y sus comensales a la hora de hacer los movimientos para mezclar.

El jigger es también un elemento básico. Este medidor nos permitirá saber la cantidad en ml y oz de lo que usamos.

Y si lo tuyo son los tragos más tropicales, para Matías Peredo, KAM On Trade de Grupo Cepas y bartender/socio de Siete Negronis, un machacador y cucharilla son también parte de los básicos para crear bebidas en casa.

Si quieres subir de nivel, Santiago Michelis de DIAGEO y Senior Reserve Brand Ambassador PEBAC nos recomienda ir por una coctelera tipo Boston (esa que tiene 2 vasos en vez de tapa), un colador Hawthorne y un mixing glass.

La mayoría de estos accesorios se pueden suplir por otras cosas. Yo por ejemplo use por mucho tiempo los vasos tipo “chupito” en vez de un jigger. Se usa más el ojo sobre todo con las medias onzas o ¾ pero creo que cumple. Para la coctelera también se puede suplir por un vaso con tapa, pero perdemos el “glamur”. Quizás el más fácil de remplazar es el mixing glass, yo hasta el día de hoy uso un vaso grande, de esos de medio litro y funciona perfecto.

Entusiasta del vino, whisky y destilados. No me dejaron poner videojugadora ni viajera como profesión, por lo mismo hoy escribo de bits y acumulo timbres en mi pasaporte.